Los mejores cabrestantes para coches

Si te gusta dejar a un lado el asfalto y circular por caminos de aventura, como los que borden bosques o áreas que no son urbanas, necesitas equiparte con un buen cabrestante para coche, que te ayude a salir de algún atolladero. O para ayudar a alguien que se ha quedado atascado.

Los cabrestantes eléctricos para coche te permiten remolcar todo tipo de vehículos como quads o barcos, así como retirar objetos pesados que pueden estar bloqueando el camino. Aquí tenemos los mejores cabrestantes 12v para coche que hay disponibles en el mercado.

Top 3 de cabrestantes para coche


Aquí están los campeones, 3 cabrestantes Top para coche que han sido seleccionados por su gran calidad, buen precio y las valoraciones más positivas de los conductores que ya tienen uno. Como ves, los 3 rozan la perfección según sus dueños, así que son una compra segura si te decides por ellos.

Listado completo de cabrestantes para coches


Estos 3 de arriba son lo mejor de lo mejor, aunque hay otros modelos de cabrestante para coche igual de buenos, si prefieres ampliar las opciones y no te gusta cerrarte demasiado las puertas. Hay incluso un cabrestante manual por si te gusta salir a navegar con una barca y necesitas algo simple pero efectivo.

Comprar el cabrestante para coche que quieres es tan simple como pinchar en el botón debajo de un modelo. Llegarás a la página de Amazon en la que se explican todas las características y podrás hacerte con él.

Guía de compra

Si no tienes muy claro cuál es el mejor cabrestante para ti, no te preocupes porque hemos preparado una pequeña guía de compra con la que escoger en función de tus necesidades:

  • Alimentación. Salvo contadas excepciones, los cabrestantes para coches funcionan con un voltaje de 12 V, el mismo que tiene la batería de tu automóvil. Esto significa que lo puedes conectar de forma directa a través de unas pinzas o del mechero del coche, aunque es importante que tengas cuidado para no quedarte sin energía en esta.
  • Fijo o portátil. Esto depende de varios factores, como la frecuencia con la que lo vas a necesitar. Los cabrestantes fijos pesan bastante más y son más grandes, además de necesitar un punto de sujeción igual de fuerte. Los cabrestantes portátiles son más manejables y los puedes sujetar con unas abrazaderas sin problema.
  • Potencia del motor. Los motores que mueven un cabrestante eléctrico para coche pueden variar entre 1 y 7 caballos de potencia. Cuanto más potentes sean, mayor capacidad de arrastre tendrán, incluso pueden tener un uso profesional.
  • Potencia de tracción. Esta es la capacidad máxima que tiene el cabrestante de coches para remolcar. Lo mejor es no apurar nunca el límite, sino elegir un modelo que sea capaz de arrastrar el menos un tercio más de la carga, aún mejor si es el doble.
  • Material del cable. Los cables actuales son de dos tipos: de acero o de material sintético, cada uno con sus ventajas e inconvenientes. El cable de acero es más resistente a la abrasión, aunque cuenta con una mayor carga cinética que lo convierte en muy peligrosos si se parte. Los cables sintéticos son más fáciles de reparar y tienen menos peso, aunque son muy sensibles a los roces y pueden absorber la humedad, lo que con el tiempo los puede estropear mucho.
  • Precio. Buscar cabrestantes baratos no es nada malo, siempre que no te fijes solo en el precio de compra, sino en lo que de verdad importa: una buena relación entre el precio y la calidad. Si compras algo muy barato, puede que al final tengas que rascarte de nuevo el bolsillo, no lo olvides.