Los mejores cabrestantes eléctricos 220V

Las posibilidades que tienen los cabrestantes son casi interminables. Hay modelos para todas las necesidades, como los cabrestantes eléctricos 220V que funcionan conectados a la red, por lo que suelen estar presentes en talleres e instalaciones donde se mueven cargas muy pesadas.

Si estás buscando un buen cabrestante, en esta página te mostramos los mejores cabrestantes eléctricos 220V que hay en el mercado. Modelos con los que elevar cientos de kilos solo pulsando un botón.

Top 3 de cabrestantes eléctricos 220V


¿Quieres que te lo pongamos fácil? Pues aquí debajo tienes los 3 mejores modelos de cabrestante 220V que puedes encontrar en Amazon. Destacan por tener una gran cantidad de comentarios positivos de otros compradores, y un precio bastante bueno teniendo en cuenta su calidad. Los ordenamos por el mejor del ranking, el cabrestante más recomendado y el que tiene la calidad más alta. Todos son productos ganadores.

Listado completo de cabrestantes eléctricos 220V


Si te gusta comparar opciones y no quieres cerrarte la puerta a otros modelos de cabrestante eléctrico 220V, tenemos el catálogo completo con casi 20 cabrestantes, polipastos y elevadores eléctricos para elegir.

¿Con cuál te quedas? Si lo tiene claro, solo hay que clicar en el botón naranja que hay debajo del modelo y te dirigirá a la página en la que puedes comprarlo.

Guía de compra

¿Tienes dudas sobre el cabrestante que mejor se ajusta a tus necesidades? Es normal, porque hay tantos modelos y características que si no has usado uno antes puede que te sientas bastante perdido.

Antes de dejarte llevar solo por el precio, echa un vistazo a otros aspectos importantes para elegir el mejor cabrestante eléctrico 220V de acuerdo con lo que necesitas de verdad. Porque los cabrestantes baratos no son los que cuestan menos, sino los que te garantizan una larga vida útil y una buena calidad por tu inversión.

  • Capacidad de carga: Este es uno de los factores más importantes a la hora de escoger tu cabrestante eléctrico, porque de eso dependerá la cantidad de kilos que podrás mover. También es muy importante que la capacidad de carga que muestra sea la de elevación y no la carga rodante si lo que buscas en un cabrestante que no sea solo de arrastre, sino que también te permita subir peso. En cualquier caso, elige un modelo capaz de cargar por lo menos cien kilos más de lo que necesitas.
  • Velocidad: Los cabrestantes eléctricos 220V pueden tener diferentes velocidades, y esto influye en la carga que pueden mover. Un cabrestante algo más lento puede cargar más peso que otro que trabaje más deprisa, por lo que tendrás que valorar si lo que necesitas es que funcione rápido o que eleve más carga aunque vaya un poco más despacio.
  • Protección contra sobrecarga: Los cabrestantes eléctricos se calientan a medida que pasan tiempo en funcionamiento. Esto es algo normal, pero también puede ser peligroso si no cuentan con un fusible de seguridad, que corte la corriente cuando la temperatura es demasiado alta. Para evitar esto, cuando lo utilices activa el motor de forma intermitente y para unos segundos, así se recuperará un poco y no saltará el fusible.
  • Cable metálico o sintético: Como norma general, un cabrestante 220V monta un cable metálico (aleación de acero y carbono), que soporta muy bien el roce y el calor, aunque pesa más que los cables sintéticos y pueden ser peligrosos si se rompen. Los cables fabricados con materiales sintéticos aligeran el peso y hay menos peligro de accidentes, aunque suelen ser más caros y soportan peor el desgaste.
  • Controles: La mayoría de cabrestantes eléctricos de 220V tienen un control para subir, bajar y parar conectado al motor mediante un cable. Aunque algunos modelos cuentan con un mando a distancia que permite manejarlo aunque estés un poco más lejos.

Analiza las características, asegúrate de lo que te hace falta y elige el mejor cabrestante 220V que puedes encontrar.